La caja de las palabras

Mar Benegas

“Cuando Ari le dijo a su madre: - Mamá, ¿qué es metáfora?, ella contestó: - Cariño, esa palabra aún te queda grande”.Así comienza la aventura de la pequeña Ari, en la que se propone desvelar los misterios de las palabras que desconoce y que guarda con cariño en su caja de palabras, hasta el mágico momento en que está preparada para averiguar sus significados.

Blanco como la nieve

Mar Benegas

Ratón sale muy poco de casa, tan solo si está seguro de que hará buen tiempo, porque su pelaje es demasiado blanco y hermoso para poderlo ensuciar. Cuando sale, lleva su guitarra y canta una canción. Canción que, el día que Ratón se pierde, irá repitiendo a lo largo de este libro que se desarrolla como una epopeya, porque, al buscar el camino de casa, Ratón llegará a explorar el mundo entero. Una historia contada con espíritu curioso, a través de versos y adivinanzas; una historia para pensar en el hecho de que, a veces, para vivir hay que abandonar la seguridad del hogar.

¡Cómetelo todo!

Mar Benegas

¡Cómetelo todo!  tiene que escuchar por enésima vez ante el plato de lentejas plantado delante de él en la mesa. De nada sirven sus negativas: «¡No me gusta! ¡No tengo hambre! ¡No puedo más!». Pero esta vez decide hacerles caso y, literalmente, comérselo TODO. A los peques les gusta tomar al pie de la letra a los mayores para llevarles la contraria o dejarlos en evidencia. Dejar volar la imaginación ante la inequívoca orden del «¡Cómetelo todo!» es una manera de abordar con humor e ironía esta fuente de eternos y repetidos conflictos.Un cuento sobre la eterna batalla de la comida, y la necesidad de medir mejor nuestras palabras y, sobre todo, nuestras órdenes. Las coloridas ilustraciones nos acompañan por un viaje imaginario donde el personaje se va comiendo todo lo que pilla a su paso, desde los cubiertos y la nevera, a las casas y los planetas. Los marcas de los mordiscos de cada escena permiten un juego de búsqueda y descubrimiento de los lugares visitados por nuestro niño hambriento.

Con el ojo de la i

Mar Benegas

En este libro el lector debe prepararse para un viaje a través de las palabras: encontrará caligramas, lenguajes secretos y otros misterios a resolver, trinos y trabalenguas, poemas en los que tan solo aparece una vocal e incluso uno en glíglico, el lenguaje inventado por Cortázar.
Un libro para jugar con las palabras, su forma y sonido, de la mano de un detective y su perro que te llevarán a recorrer un viaje en compañía de unas letras muy animadas... tanto que el tiempo pasará volando.
Un homenaje al poder del juego para familiarizarse con el potencial expresivo de la palabra y de la imagen.

A lo bestia

Mar Benegas

A Mar le gustan las palabras, porque con ellas construye versos y cuentos; y con los versos y los cuentos, a veces, construye libros. También le gustan los gatos, porque ronronean como si tuvieran un motor y fueran a salir volando en cualquier momento. Y le gustan los niños, no sabe muy bien el porqué, pero así es. Como le gustan mucho las palabras, los niños y los gatos, a veces lo mezcla todo: escribe cuentos de gatos infantiles, o versos que ronronean como niños, o escribe niños que riman con gato y así se pasa todo el día. Ah, también le gusta Guridi, el ilustrador de este libro, porque es un poco niño y un poco gato. Por eso, a veces, hace libros con él tan bonitos como este.

El Libro Azul

Mar Benegas

 Los bebés de cero a tres años necesitan estímulos concretos y escasos para poder llegar a centrar la atención, para interiorizar, para generar imágenes y pensamiento autónomo. Pocos estímulos pero poderosos, sencillos y sin excesos. Por eso en Cocolor no hay dibujos, porque los colores son los protagonistas.

El juego visual y táctil se completa cuando los libros son escuchados, jugados y compartidos con la parte afectiva adulta: mamá, papá, abuela, maestra... Hasta participar activamente en el juego y reconocer los colores: jugados, escuchados, tocados, mordidos en ese objeto libro.

El Libro Rojo

Mar Benegas

Los bebés de cero a tres años necesitan estímulos concretos y escasos para poder llegar a centrar la atención, para interiorizar, para generar imágenes y pensamiento autónomo. Pocos estímulos pero poderosos, sencillos y sin excesos. Por eso en Cocolor no hay dibujos, porque los colores son los protagonistas.

El juego visual y táctil se completa cuando los libros son escuchados, jugados y compartidos con la parte afectiva adulta: mamá, papá, abuela, maestra... Hasta participar activamente en el juego y reconocer los colores: jugados, escuchados, tocados, mordidos en ese objeto libro.

Diez ardillas

Mar Benegas

La cereza es una colección de libros para cantar, contar, mirar y jugar con los más pequeños. Cada uno es especial, todos dulces y juguetones como las cerezas, pensados para los que aún no han aprendido a leer. Un juego con los dedos de la mano es el tema de este título que, al terminar el cuento, se puede escuchar con música.

Ñam Ñam

Mar Benegas

La cereza es una colección de libros para cantar, contar, mirar y jugar con los más pequeños. Cada uno es especial, todos dulces y juguetones como las cerezas, pensados para los que aún no han aprendido a leer. Un juego con los dedos de la mano es el tema de este título que, al terminar el cuento, se puede escuchar con música.

¿Jugamos a las manitas?

Mar Benegas

La cereza es una colección de libros para cantar, contar, mirar y jugar con los más pequeños. Cada uno es especial, todos dulces y juguetones como las cerezas, pensados para los que aún no han aprendido a leer. Un juego con los dedos de la mano es el tema de este título que, al terminar el cuento, se puede escuchar con música.

Verhoeven

Pierre Lemaitre

LA SERIE QUE MATÓ A LA NOVELA NEGRA NÓRDICA

Por fin en un solo volumen, toda la serie del comandante Camille Verhoeven.

Irène, Alex, Rosy& JohnyCamilleson cuatrothrillersescalofriantes que hacen malabares con los códigos del género negro y estremecen con la mecánica diabólica e imprevisible de los asesinos.

«Una capacidad original y absorbente para generar incredulidad en el lector.»
Jurado delCrimeWritersAssociationInternationalDaggerAward

«Leo a Pierre Lemaitre.»
Stephen King

Un lunes de abril Camille Verhoeven, comandante de la Brigada Criminal, acude a la escena de un crimen en un solar industrial del municipio de Courbevoie. Dos mujeres han sido torturadas, asesinadas y descuartizadas... Un crimen particularmente espantoso; un asesino que lo tiene todo previsto, hasta el mínimo detalle, y que, al parecer, conoce muy bien a Verhoeven.

Este es solo el principio de la pesadilla. El comandante es un poco atípico: en la cuarentena, calvo, extremadamente bajo, va a contracorriente y tiene un humor colérico.

No llores

Mary Kubica

En el centro de Chicago, una chica llamada Esther Vaughan desaparece de su apartamento sin dejar huella. Entre sus posesiones hay una turbadora carta dirigida a un “Cariño”, lo que hace que su amiga y compañera de piso, Quinn Collins, se pregunte dónde se habrá metido Esther y si será la persona que ella creía que era.

Mientras tanto, en un pequeño pueblo costero de Michigan, a una hora de viaje de Chicago, una misteriosa joven aparece en la cafetería donde Alex Gallo, un chico de dieciocho años, trabaja de lavaplatos. Inmediatamente el chico se siente atraído por su carisma y su belleza, pero lo que empieza como un inocente enamoramiento pronto se convierte en algo mucho más oscuro y siniestro de lo que él imaginaba.

Mientras Quinn busca respuestas sobre Esther y Alex se deja arrastrar por el hechizo de la desconocida; la maestra del suspense Mary Kubica ofrece al lector un viaje emocionante con un sorprendente final que demuestra que, por muy rápido que corramos, el pasado siempre acaba por alcanzarnos.

Información adicional